TIPOS DE LÍPIDOS

La familia de los lípidos es muy grande. Algunos lípidos importantes son los triglicéridos (las grasas y los aceites), los fosfolípidos, las ceras, el colesterol, las lipoproteínas y las vitaminas liposolubles.

Los triglicéridos son las grasas y los aceites. Están formados por una molécula de glicerol y tres de ácidos grasos. Son los lípidos que más abundan en tu organismo y en los alimentos. Muchos alimentos que consumimos contienen triglicéridos, como la mantequilla o el aceite de oliva, de coco, de girasol y de maíz. La función principal de los triglicéridos es producir energía. ¿Sabías que un gramo de triglicéridos proporciona más del doble de energía que uno de hidratos de carbono? Los lípidos se almacenan en tu cuerpo en el tejido adiposo (graso).

Los fosfolípidos están formados por una molécula de glicerol y dos de ácidos grasos, y además contienen fósforo. Su función principal es formar las membranas de las células. Algunos fosfolípidos tienen una gran importancia en el tejido nervioso.

Las ceras forman cubiertas que protegen la piel, el pelo y las plumas de los animales, o las hojas y los frutos de las plantas. La lanolina es el componente principal de la grasa de la lana de las ovejas. La cera de abejas es un producto fabricado por estos insectos.

Seguro que has oído hablar alguna vez del colesterol . El colesterol se encuentra solo en los animales. Forma parte de las membranas de las células y es necesario para fabricar otros lípidos, como la vitamina D y algunas hormonas (hormonas sexuales y corticosteroides). La vitamina D es muy importante para que los huesos crezcan sanos y fuertes. Las hormonas sexuales se ocupan de los caracteres sexuales y de las funciones de la reproducción. Los corticosteroides controlan el metabolismo, así como la cantidad de agua y sal que hay en tu organismo.

Las vitaminas liposolubles, como la A, la E, la D y la K, se incluyen en el grupo de los lípidos.

Las lipoproteínas son moléculas formadas por algunos lípidos que se unen a proteínas para así poder ser transportados con más facilidad en la sangre.